Noticias

  • Home
  • /
  • EL FENÓMENO DEL ALBA Y EL EFECTO SOMOGYI

EL FENÓMENO DEL ALBA Y EL EFECTO SOMOGYI

17 Feb, 2016 / 0

¿A cuántos les ocurre que suelen levantarse en ayunas con niveles extremadamente altos de glucosa sanguínea y no saben a ciencia cierta el motivo? Pues bien una vez descartada la posibilidad de habernos quedado cortos con la insulina rápida en la cena (comprobando la postpandrial y que ésta esté en niveles entre 80 y140, o que hayamos consumido hidratos de asimilación lenta que nos produzcan un pico de glucosa una vez que la insulina rápida ha dejado de hacer su efecto) o bien que necesitemos aumentar la basal o cambiar el horario porque no nos cubre hasta que nos levantamos, podría ser una consecuencia bien del fenómeno del Alba o del efecto Somogyi (no es lo mismo, muchas personas tienden a pensar que se trata del mismo fenómeno y que se denomina de estas dos maneras de forma indistinta, pero no, tienen sus diferencias que vamos a exponer a lo largo de este artículo).

 

 

Pues bien, descartadas las anteriores posibilidades (una dosis inadecuada de insulina la noche anterior, que el efecto de la basal no llega hasta la hora de levantarse, consumo de hidratos de carbono que producen su pico máximo de acción una vez agotada la acción de la insulina rápida etc…), algunos investigadores consideran que esos altos valores de glucosa sanguínea en ayunas son producidos por la liberación de hormonas durante el ciclo del sueño (cortisol, glucagón y epinefrina principalmente).

 

El Fenómeno del Alba  supone un aumento de la glucosa sanguínea, cuando nuestro organismo se prepara para despertarse (suele darse normalmente entre las 3 de la madrugada y las 8 de la mañana); es consecuencia directa de los cambios hormonales que se producen en nuestro cuerpo durante el ciclo del sueño y que nos preparan para la jornada del día siguiente.

 

En las primeras horas de la mañana nuestro cuerpo produce una serie de hormonas, como son la somatotropina (comúnmente llamada hormona del crecimiento), cortisol y catecolaminas (que incluyen la adrenalina, noradrenalina y la dopamina), con el objeto de prepararnos para el día que viene; estas hormonas hacen que nuestro hígado libere glucosa en el torrente sanguíneo. En las personas que no padecen diabetes, su páncreas libera insulina para regular esas cantidades de glucosa que el hígado revierte en nuestro organismo, pero en el caso de los pacientes con diabetes, como esto no ocurre, si no tomamos las medidas oportunas con carácter previo (ajustar las dosis de insulina, ya sea el ratio de la basal para los que utilicen bomba de insulina en el momento en el que se produce esa liberación de glucosa hepática, o bien mediante el ajuste de la insulina basal en los que utilicen bolis), nos encontraremos con valores de glucosa altos en las primeras horas de la mañana en ayunas.

 

 

En cambio, el Efecto Somogyi, es consecuencia directa de una hipoglucemia nocturna; es decir, en esos casos nuestro organismo responde a esos niveles bajos de glucosa sanguínea durante el ciclo de sueño, liberando hormonas (somatotropina, cortisol y catecolaminas) que van a ayudar a revertir ese nivel bajo de glucosa en sangre, haciendo que se expulse la glucosa almacenada en el hígado, pero esto puede conllevar a que los niveles de glucosa sanguínea sean más altos de lo normal por la mañana; es lo que comúnmente conocemos como el efecto rebote. Algunas de las causas que pueden conllevar la aparición de este efecto son, el hecho de no haber cenado suficientes hidratos de carbono tras haber realizado una actividad deportiva escasos momentos antes de la cena, un exceso de insulina la noche anterior, incluso haber consumido bebidas alcohólicas (pues luego tienen un efecto hipoglucemiante).

 

 

¿Cómo podemos saber si la razón de los niveles altos de glucosa sanguínea en ayunas son debidos al fenómeno del Alba o al efecto Somogyi? Para poder averiguarlo, será necesario, los que no dispongan de un medidor de glucosa continúo, que realicen controles de glucosa capilar alrededor de las 2 o 3 de la madrugada durante varias noches consecutivas, lo que les permitirá observar cómo está respondiendo su  organismo.

 

Si durante esas noches las lecturas de glucosa son bajas, es más que probable que sea el efecto Somogyi lo que esté provocando esos altos valores de glucosa sanguínea por la mañana en ayunas; en cambio, si las lecturas de glucosa son normales o altas, lo más seguro es que lo que esté provocando esas subidas de glucosa sea el fenómeno del Alba.

 

Una vez que tenemos identificado qué es lo que produce esos altos niveles de glucosa por las mañanas, habrá que tomar las medidas oportunas, que bien pueden consistir en cambiar el horario de la insulina basal o las dosis (dependiendo de cuál sea la causa, si el fenómeno del Alba o el efecto Somogyi), optar por la bomba de insulina, tomar más hidratos de asimilación lenta durante la cena (en el caso de que sea consecuencia del efecto Somogyi), etc… Esto deberemos ir viéndolo poco a poco bajo la supervisión de nuestro endocrino hasta que demos con la solución.

 

 

Texto.- Patricia González Alonso