Noticias

  • Home
  • /
  • Javier Palos Garcia en la travesia a nado Altea-Alicante

Javier Palos Garcia en la travesia a nado Altea-Alicante

18 May, 2017 / 0

De esta forma nos cuenta nuestro compañero Javi como ha sido la experiencia en esta travesia muy esperada por el, leer y disfrutar al igual que lo hizo el delfin del team:

 

Justo hoy pero hace exactamente un año, concretamente el 14 de mayo del 2016, comencé mi andadura en este mundo de las travesías de nado en aguas abiertas, realizando un recorrido de 2 kilómetros, en Altea (Alicante).

Todo esto después de pasar un año aprendiendo a nadar en aguas abiertas, con su técnica de nado, muchos entrenos y aprendiendo a ajustar pautas de insulina, alimentación y combinando todo con el deporte. Y así poco a poco , fuí aprendiendo a conocerme mejor y a encontrarme mas seguro con cada entreno y cada decisión que tomaba.

Con todo este trabajo de aprendizaje y entrenamiento previo, este año decidí hacer el recorrido de 5.500 metros, en un entorno precioso y con la suerte que la mar nos dio un buen día.

La noche anterior fue un poco movida, con una hipoglucemia a las 2 de la mañana pero controlada, me levante con el rebote un poco alto 220, me rectifiqué, me puse el bolo del desayuno restando  insulina al bolo del desayuno  en la bomba, y tomando 4 raciones de hidratos de carbono.

Al  llegar a la prueba, con los nervios, la adrenalina y demás estaba muy alto 285, como llevaba insulina  activa en el cuerpo, decido de solo ponerme 1 unidad para corregir un poco antes de empezar.

Empieza la travesía y como estaba alto me costaba relajarme y avanzar, poco a poco me iba sintiendo mucho mejor, cada 20 minutos y habiendo recorrido aproximadamente 1000 metros, empecé hacer  las pruebas de glucosa. Me las hacía un voluntario con la ayuda de un kayak, en las competiciones siempre llevo el sistema Free, que es mucho mas cómodo para medir en el agua.

Los resultados cada vez eran mas normales, a la hora de nado y llevando recorridos aproximadamente 3000 metros, ya el cuerpo me pedía glucosa y aporté un Bifrutas de 2 raciones de HC aproximadamente. Es ahí cuando empecé a disfrutar de los paisajes y del nado, notando el deslizamiento y pudiendo poner en práctica tantas técnicas aprendidas en los entrenos.

Así hasta los 4000 metros, donde me movía en valores bajos de glucosa y no quería arriesgar y poder caer en una hipo que condicionara mi prueba por lo que decidí tomar medio plátano y una barrita energética que me permitieron llegar hasta los 5000 metros, distancia en la que volvimos hacerme la prueba y donde la medición me devolvió un valor de 150.

Teniendo la confianza de que era difícil entrar en bajada y quedando la distancia de 500 metros, me relajo y decido que ahí es donde podía apretar y dar lo máximo de mí hasta terminar la prueba, donde me esperaba Cruz Roja para hacerme una prueba capilar, saliendo con 115 de glucosa. Cansado pero con la satisfacción y el orgullo de haber sido capaz de recorrer tantos metros en una prueba de aguas abiertas pero con el valor multiplicado por haber sido capaz de superar también la prueba con diabetes y teniendo todo bajo control y sin ningún tipo de problema o condicionante, por lo que el sentimiento de satisfacción y mi nivel de autoestima y de seguridad respecto al control de mi diabetes era inexplicable.

Ya después de la prueba, fuí ajustando insulina gracias a la bomba, tanto en las comidas como los niveles de insulina basal, reduciendo incluso  hasta un 50%.

Mi estado de satisfacción ya me hace pensar en mi próximo reto que no es otro que la TRAVESÍA TABARCA SANTA POLA, única en España, en la cual se sale desde una isla y llegas a la costa. El recorrido consta de 6000 metros y  de ellos unos 2000 metros en alta mar, donde la cosa se va a poner interesante y divertida. Espero terminarla y disfrutar como siempre de lo que hago en los entrenos y aplicarlo luego en las pruebas tanto en el mar como en la piscina.

Puedo resumiros que mi conclusión general es que se trata de conocerse, aprendiendo a ESCUCHAR AL CUERPO Y ENTRENAR Y VOLVER A ENTRENAR.

Y el mensaje que me sale de forma instintiva es que una vez mas se demuestra y me demuestro que con diabetes si se puede y que nunca pude pensar en lo que hago y parte del éxito se lo debo a TEAM ONE Diabetes Challenge, donde he aprendido mucho sobre deporte y diabetes y gracias a todos mis compañeros y compañeras de los cuales me fijo y aprendo de todo y cada uno de ellos.

Agradezco poder compartir la experiencia y mi crecimiento con mi diabetes.

Si alguien le gusta este mundo de la natación en aguas abiertas, aquí  en Alicante hay muchas travesías muy chulas y divertidas y puede contar conmigo para hacer alguna.

 

Gracias Javi por sumar experiencias para seguir demostrando que con diabetes si se puede!!!

 

Por Jonatan Luis Arraras