Noticias

  • Home
  • /
  • MALENA ROMERO, PODIUM “DESDE” Y “EN” ESPIEL

MALENA ROMERO, PODIUM “DESDE” Y “EN” ESPIEL

7 Jul, 2020 / 0

Espiel/Belmez (Córdoba) – 8 de marzo 2020

Malena se ha incorporado al equipo recientemente, hace unos meses sólo. Pero lo ha hecho pisando fuerte. Nacida en Espiel, es habitual en las carreras de la provincia de Sevilla, donde reside. Pero su tierra no deja de seguir sus firmes pasos como atleta. La sigue de cerca.  Y es que, nuestra encantadora deportista participa también cada vez que puede en los eventos deportivos de su localidad natal. En esta ocasión volvió a Espiel para subirse al podium de nuevo, y desde allí lanzar una sonrisa de agradecimiento a sus orígenes.

Malena había disfrutado de la Maratón de Sevilla con sus compañeros de equipo hacía dos semanas. Lo más apropiado no era correr la XXI Rompepiernas: algo más de una media maratón que discurre por el Valle del Guadiato entre Espiel y Belmez (Córdoba). Su trazado, a lo largo de la antigua carretera N-432, presenta un perfil sinuoso y lleno de pendientes. Un recorrido de continuas subidas y bajadas que castigan las piernas sin descanso hasta llegar a los últimos 200 metros, no era quizá lo más aconsejable en cuanto a trazado y distancia. Sin embargo, perderse la cita anual con “su carrera”, no pasaba por su cabeza. La idea inicial era participar, disfrutar “en casa”, y sobre todo, cumplir con la razón que le dictaba el corazón en ese momento.

“Superar el miedo que mi endocrino me había infundido, me llevó a posponer mucho tiempo realizar esta prueba. La primera vez hace 4 años, desde entonces no he faltado y en las 4 ediciones he conseguido subir al podium”, nos afirma Malena.  Además este año era especial. Ella tenía un motivo extra por la que comerse esos kms, y encajar la prueba en el calendario:

“A mi padre lo intervenían para conseguir que su corazón siguiera latiendo el día 6 de marzo. A él le gusta verme entrar en la meta, siendo la única carrera en la que me ve correr. Por eso, y a pesar de llevar tres días en el hospital con él , sin descansar, sin dormir dos noches enteras y con unos niveles descompensados, por encima de 3 gramos y teniendo que corregir con la rápida… cuando llegamos a casa el sábado 7 (día en el que cumplía 89 años), decidí que iba a correr el domingo.”

Podium Malena XXI Media Maratón Rompepiernas

El pistoletazo de salida de la prueba estaba previsto para las 10 de la mañana. Lejos de improvisar, y fiel a sus planificación, descartó la posibilidad de realizar tan dura prueba en ayunas, o apurar la hora del desayuno. Considera contar con las reservas adecuadas de cara a la prueba. Sin embargo, correr con el estómago lleno no era una opción que estuviera ya entrenada. Por lo tanto, se despertó a las 7 de la mañana, su glucómetro marcó 160 mg/dl y tomó su desayuno habitual: dos raciones de pan, con aceite y jamón, más un café con leche de soja. Se administró las 6 unidades de Novo Rapid que suelen corresponder a este tipo de desayunos (según su ratio). La experiencia previa en entrenos y carreras completadas satisfactoriamente son argumentos más que suficientes para no haberse salido de la pauta que tantas veces funcionó de manera sobresaliente.

 

No obstante, existen factores que se escapan de nuestro control como persona con diabetes: las 9.30 a Malena le invade una inexplicable sensación de sed intensa, muy intensa, con sabor pesado debut. Un sospechoso síntoma de hiperglucemia que corrobora una cifra de 374 mg/dl en la medición previa a la carrera. Salida inminente, se mantiene firme en la decisión de seguir adelante con la ayuda de cuatro unidades de rápida, e hidratación (agua), para tratar de paliar los efectos de su tan elevada como inesperada glucemia.

MAlena llegada XXI Rompepiernas Espiel
Comienza la carrera y sus 10 primeros kms los completa a ritmo de entre 5,18 y 5,30 min/km: “buen ritmo, teniendo en cuenta las pendientes el trazado”. Sin dar la espalda a la hidratación justa que le permita seguir con su estrategia sin afectarle al ritmo de carrera, se percata de que va sola. Malena domina el terreno: conocedora del aumento de dificultad entre el km 11 y 12, y el sobreesfuerzo que supone, decide medirse en marcha. A falta de Freestyle, en este momento clave de la prueba recurre al glucómetro previsto en su riñonera: 330 mg/dl. “Creo que la solución para seguir es corregir con 3 unidades, en el brazo”.

 

Se mantiene tranquila, no pierde la calma, y priorizando su salud, decide cambiar de estrategia: bajar el ritmo de la carrera entre 5,40 y 5,50 durante 4 kms. Anteponer la salud a la clasificación, es característico del buen deportista. Además, toma la precaución de comunicar a la organización esta situación, para que estén informados en caso de problemas. Pero no llegaron los problemas, sino la meta a paso decidido. La cruza. Con su padre en mente, la cruzan. Sin oir los aplausos de siempre, los lleva ya con ella. Llegada, triunfo, y sonrisa cómplice para sí, dibujando una dedicatoria íntima en su cara.

 

Aunque el glucómetro de Malena fallara en la medición al finalizar la carrera, cuenta con el de los servicios sanitarios. El personal del retén se inquietó ante el alarmante mensaje “LO” (glucemia baja) y la invitaron a ingerir un vial de 2,5 mg de azúcar a pesar a la ausencia de sensación de hipoglucemia: “no tenía ningún síntoma, salvo la satisfacción de haber logrado el objetivo y la posibilidad de brindarselo a mi padre”.

2 Podium XXI Media Maratón Rompepiernas_Malena - copia

Tu equipo, Team One Diabetes Challenge, te felicita por tu podium, por el logro personal y nos alegramos de que pudieras dedicar la victoria a tu padre. Asímismo agradecemos que compartas tu experiencia con el resto, y lleves con la cabeza tan alta y determinación esa camiseta allá donde participas. Es un orgullo verse representado por atletas con tu pundonor. Todo un ejemplo de superación de una deportista de largo recorrido con diabetes, para los que en algún momento han pensado bajar los brazos a lo largo de su vida.

En algunas carreras toca abandonar por nuestra salud, pero como nos ha demostrado Malena, en esos momentos es donde más se aprende para proseguir el camino, y salir airoso en días como éste. ¡GRACIAS por permitironos aprender de tí!

Por Moisés Ávila