Noticias

  • Home
  • /
  • MÉTODOS ALTERNATIVOS DE ADMINISTRACIÓN DE INSULINA/PUERTOS DE INYECCIÓN

MÉTODOS ALTERNATIVOS DE ADMINISTRACIÓN DE INSULINA/PUERTOS DE INYECCIÓN

26 Jan, 2016 / 1

Los que padecemos diabetes tipo 1 y que aun somos un poco escépticos a la bomba de insulina, rondamos entre los 4 o 5 pinchazos (si tenemos la basal dividida en dos inyecciones para cubrir el margen de 24 horas), a los que hay que añadir los bolos correctores cuando resulten necesarios. Ya sabemos que para evitar lipodistrofias debemos rotar constantemente la zona de inyección, pero aun así lamentablemente hay personas que tienen más tendencia a desarrollarla a pesar de la rotación, o bien otras no pueden rotar tan a menudo como quisieran, porque en los momentos de la puesta se encuentran en lugares en los que sólo pueden acceder a una zona corporal que tengan al descubierto en ese momento (los que trabajen por ejemplo en cadenas de montaje etc)

 

Ante esto, hoy en día existen en el mercado dos dispositivos que pueden facilitarnos esta situación y disminuir el número de pinchazos sin tener que recurrir a la bomba de insulina. Estos dispositivos son lo que llamamos puertos de inyección, en concreto el INSUFLON (de la casa Convatec) y el I –PORT ADVANCE (de la casa Medtronic).

 

INSUFLON, como ya hemos comentado es un pequeño puerto de inyección que dispone de una cánula, que se inserta a través de una aguja en el tejido subcutáneo (aguja que desde mi punto de vista resulta demasiado grande de cara a lo que está pensado el dispositivo, 18mm, sobre todo pensando en los niños/as).

 

Una vez insertada la cánula, se retira la aguja, y aquella se mantiene mediante un pequeño apósito, que bien con el sudor o el agua se puede ir despegando, así que si somos personas asiduas a hacer deporte resulta conveniente poner un pequeño refuerzo para que no acabe despegándose antes de tiempo, pues tiene una vida útil de 3 días. Algunos usuarios han comentado que han podido mantenerlo durante 6 días, sin que haya producido irritaciones o infecciones etc…, aunque lo dicho, no es lo que recomienda el prospecto. A través de la parte de la cánula que queda en el exterior, y que presenta una pequeña membrana, podemos inyectar la insulina, bien mediante bolis de insulina o jeringuillas, sin necesidad de un nuevo pinchazo, de forma que estaremos ahorrando varios pinchazos durante la vida del dispositivo.

 

El problema de INSUFLON es que no está cubierto por la Seguridad Social, y el precio suele rondar es de 31 euros (lo más barato) la caja de 10 unidades; se puede adquirir en cualquier farmacia.

 

Por otro lado, desde hace algún tiempo ya podemos disponer en España del I –PORT ADVANCE de Medtronic, que se lanzó al mercado es Estados Unidos en el año 2014. Este dispositivo, a mi entender resulta más cómodo que el INSUFLON y posee una aguja de menores dimensiones (las hay de 10mm y de 6mm), también el apósito que presenta es más resistente.

 

 

El sistema de colocación es también mucho más cómodo, pues viene provisto de un mecanismo de inserción que nos recuerda un poco al del sensor del FREESTYLE de Abbott, mientras que el INSUFLON debemos insertarlo a pulso, de forma que para los más aprensivos (y lo dicho antes, pensando un poco en los pequeños de la casa), puede resultar más que una ventaja, a pesar de ahorrarse pinchazos, una desventaja (pero para gustos están los colores y es cuestión de valorar pros y contras). Este dispositivo también tiene una vida útil de 3 días según el prospecto, pero al igual que el INSUFLON, con un buen cuidado del mismo hay pacientes que han podido alargar su uso hasta 6 días sin que haya habido mayores problemas, pero nos remitimos a lo anterior, según las instrucciones de uso que lo acompañan su duración es de 3 días.

 

 

Este producto a diferencia de INSUFLON no se encuentra en farmacias sino que hay que pedirlo a través de la web de Medtronic, en concreto se puede adquirir a través de este enlace https://www.medtronic-diabetes.es/producto-minimed/i-port-advance. Si bien a mi entender resulta más cómodo que el INSUFLON tanto en lo que se refiere a su mantenimiento con a su colocación y comodidad, el problema radica en que tampoco lo cubre la seguridad social y el precio es significativamente superior, pues cada caja de 10 unidades tiene un precio de 80 euros.

 

 

Con estos dispositivos podemos llegar a ahorrarnos un número importante de pinchazos, y aquéllos que sufran de lipodistrofia y no se decanten por la bomba de insulina pueden encontrar en esto una solución para acabar con ese problema, pero estamos en lo de siempre que es algo que no resulta alcanzable para el bolsillo de todos; esperemos que a un corto plazo este tipo de sistemas pasen a ser subvencionados por la Seguridad Social.

 

 

Texto.- Patricia González Alonso

Comments

  • Buenos dias, Patricia y Team One en general,

    Como siempre, ayudándonos. Gracias por esta publicación y por todo lo haceis por los DM1.

    Saludos desde Pontevedra

    salva budiño

Comments are closed.