Noticias

  • Home
  • /
  • Salvador Soto en la V MARCHA CUEVA DEL GATO

Salvador Soto en la V MARCHA CUEVA DEL GATO

13 Oct, 2015 / 0

Nuestro compañero gaditano, Salvador Soto Daza, un habitual en las ultras por Andalucía, nos cuenta de primera mano cómo mejoró su marca personal en la citada prueba el pasado 10 de Octubre.

 “En la mañana del sábado dispute por segundo año consecutivo una dura prueba de trail running de 44,080 km de distancia, con un ascenso total de 1391 mts y un descenso de 1340 metros, en el bonito pueblo Malagueño de Benaoján. Ese día, por la mañana me desperté con los niveles de glucosa elevados, supongo que debido a la cena abundante de pasta e hidratos de carbono como preparación y reserva energética para lo que nos quedaba por delante, a sabiendas de que esos niveles no tardarían mucho en bajar a medida que trascurriera dicha prueba de montaña. Desayuné tostadas de pan integral con mantequilla y mermelada de fresa junto con zumo de naranja natural y me puse la dosis de insulina habitual, 12 ui de Novomix 30 y nos dirigimos a la salida de la prueba.IMG-20151010-WA0001

Cuando aparcamos, volví a medirme los niveles de glucemia y ya se encontraban en 181mg./dl. Nos preparamos y nos dirigimos a la salida, donde ya existía muy buen ambiente y muchos corredores con muchas ganas de salir. Allí me encontré con varios corredores amigos y compañeros de otras pruebas, que año tras año volvemos a coincidir en eventos de este tipo. La salida se dió a las 9:10 de la mañana, el día estaba algo nubloso pero bien, con un clima fresco pero bueno. La salida fue como siempre muy lenta debido a los callejones estrechos del pueblo, por lo que salí muy despacio y atrás, esperando a que a medida que pasara el tiempo se fuera alargando la distancia entre corredores. Las vistas pronto comenzaron a ser preciosas, el lugar está enclavado en la montaña y parecía sacado de las películas del señor de los anillos. Pronto comenzaron los desniveles positivos, las primeras subidas, pero poco a poco para no agotarnos prematuramente la íbamos subiendo andando. Asi fueron trascurriendo kilómetros y kilómetros de subidas y algunas bajadas, tramos técnicos con otros algo menos. Todo iba bien, hasta que aproximadamente en el km 8-10 comenzaron las molestias estomacales y retortijones: empecé a encontrarme mal, sin saber el motivo, ya que solo había bebido agua e isotónica que suelo tomar en todas las carreras, nada diferente a lo habitual. La glucemia se encontraba en 103mg./dl pero los dolores abdominales iban a más, y yo encontrándome cada vez peor. Me encontré con un compañero de entrenamientos de mi localidad, con el que hice bastantes kilómetros y con el que al final acabamos juntos la carrera, dándonos ánimos ambos, él a mi por mis constantes dolores abdominales y yo a él debido que era su primera ultra que realizaba: le iba aconsejando ritmos y lo que venia por delante ya que yo conocía el terreno, para que pudiera dosificarse bien durante todo el recorrido y poder acabar la prueba.

Sobre el kilómetro 25 tuve que parar forzosamente por las molestias abdominales, donde me adelantaron bastantes participantes, hasta el momento íbamos bien de tiempo, mejorando el del año pasado, pero en este instante perdí bastantes puestos, aunque depues de la parada y ya hasta el final de la carrera ya comencé a sentirme algo mejor de el abdomen, aunque nunca se alivió del todo. Intenté ir mas rápido, y empezamos a correr y trotar parando en todos los avituallamientos a reponer energía. En uno de los avituallamientos, a las salida del pueblo de Cortes de la Frontera, noté que comenzaba a despegarme del compañero, que no podía seguir su ritmo, y cada vez que me ocurre esto, sé que no es debido al cansancio, sino a nuestra temida hipoglucemia. Me medí los niveles y tenia 54mg./dl, aún habiendo comido en el avituallamiento hacia minutos antes.Por esa razón me tome unas pastillas de dextrosa y un gel, mientras andaba suave ya que seguíamos en pendiente positiva. Cuando me recuperé, aceleré, y algún kilómetro más adelante logré alcanzar de nuevo a mi compañero y seguir juntos.

Siguieron pasando kilómetros, pueblos y vistas increíbles hasta que llegamos al punto de la subida de la cueva del gato, el lugar más temido para mi de todo el recorrido de la carrera. Se trata de 2 kilómetros aproximadamente de subida desde la cueva hasta la zona posterior del pueblo de Benaoján, con el sol por la espalda y constante subida, con una primera parte con mucha vejetación y una segunda parte con una calzada romana. La subí poco a poco, realizando paradas para respirar, aprovechando para disfrutar de las vistas y tomar aliento, hasta llegar a la parte alta y ultimo avituallamiento, donde nos esperaba una bajada en un carril de hormigón serpenteante, que hacia que las rodillas sufrieran muchisimo tras más de 42 kilómetros de carrera. 

IMG_20151010_081047 Ya solo nos quedaba esa bajada, cruzar el pueblo y algunas calles cuesta arriba hasta llegar a la meta, en una carrera donde nos llovió también algunos kilómetros y donde hubo un poco de frío en algunos puntos de la sierra, pero que finalmente disfrutamos muchísimo. Deseando de volver a repetirla. La glucemia final una vez acabada la prueba fue de 96mg./dl.El tiempo empleado en la prueba fueron 6 horas y 49 minutos (el año pasado fueron 7 horas y 36 minutos), mejorando mi marca en el evento del año pasado, 147 de la posición general masculina y 32 de la posición de mi categoría, que para haber tenido varios altibajos importantes, estoy muy contento con el resultado. Ahora a seguir entrenando, disfrutando y mejorando poco a poco, conociéndonos mejor, y siguiendo demostrando que con diabetes si se puede

Continuaremos siguiendote en tus retos y ultras. Gracias por compartir tu experiencia con el equipo !

 

by Moisés Ávila